30 ago. 2016

En ruta hacia el Norte

Mientras escribo esto estamos en San Pedro de Atacama. Qué contrastes, hace unos meses estábamos en Ushuaia Argentina, lo que se conoce como la ciudad más austral del mundo, con hielo y nieve. Ahora estamos en el desierto más árido del mundo y el sol abrazador nos sale a recibir diariamente, recorriendo y descubriendo las maravillas que nos entrega la segunda región del norte grande de Chile.



Saliendo de Santiago nos encontramos con nuestro amigo Marcelo, quien nos despidió antes de partir en esta tercera etapa de viaje. 

Antes de llegar a San Pedro, hicimos algunas paradas cortas. La primera fue en La Serena, donde sólo pasamos una noche en la casa de nuestros amigos Ítalo y Karina, quienes son parte de L.AM.A. (Latin American Motorcycle Association) Chile. Una asociación de motociclistas internacional de viajeros en moto, a la cual nos han invitado a participar.


Luego de comer unas deliciosas empanadas en Guanaqueros llegamos a La Serena casi de noche

No recorrimos mucho esta zona debido a la cercanía con Santiago, por lo mismo Copiapó fue nuestra segunda parada de sólo una noche y nos dirigimos al Parque Nacional Pan de Azúcar. 

Nos despedimos de Ítalo en La Serena

Saliendo de Copiapó paramos en el Santuario del Granito Orbicular. Este lugar se ubica a 11 kms de Caldera. Es una muy extraña composición granítica, que junto al hermoso color del mar nos llamen mucho la atención. 


Una muestra del Santuario Granito Orbicular

El Parque Nacional Pan de Azúcar está a unos 30 kms al norte de Chañaral, donde aun hay vestigios del reciente aluvión que azotó esta zona. El aluvión destruyó gran parte del pueblo y sus alrededores, por esta razón ya no se puede cruzar el PN Pan de Azúcar en vehículo, sólo se puede llegar a la zona de camping y volver a Chañaral. 


Aun se ve el desastre que causó el aluvión en Chañaral

El Pan de Azúcar es un lugar que vale la pena conocer y pasar al menos una noche acá. Eso hicimos nosotros y recorrimos a pie parte de lo que se puede ver en las cercanías. El norte tiene una belleza distinta, aunque es desértico, los colores acuarelados hacen que vayamos bien despiertos en la ruta admirando esa belleza. Por otro lado, en los lugares planos y de un sólo color, nos da mucho sueño, el calor del poco viento que generan nuestras Falcon Rockeras nos incrementa esa sensación. 


Atención con estas tremendas curvas!


Entrando en el Pan de Azúcar

Mejor cocinar con dos quemadores, aunque estemos acampando!
(una idea que surgió en nuestra travesía por Patagonia)

No era el amanecer en el Parque, era la luna llena.

Parte de las vistas en el Parque

Esa noche en el Parque conocimos a Stephano, quien compartió su botellón de vino tinto con nosotros, oro líquido en ese lugar! Gracias amigo por el vino y por la conversación. 

Gracias por el vino!

Volviendo hacia Chañaral por el camino estabilizado con sal que nos lleva al PN Pan de Azúcar

Gracias a Ítalo, que nos contactó con Miguel, El Conde del Huascar en Antofagasta. Él gentilmente nos recibió en su casa, al lado de la playa llamada El Huascar, y de ahí su apodo. 

Qué grandes momentos pasamos junto al Conde y su tremendo sentido del humor. Verdaderamente nos trató como realeza, por lo que estaremos eternamente agradecidos de Miguel, el gran Conde de Antofagasta!

Él y alguno de sus amigos tienen un grupo con el cual se reúnen a rutear, la Patrulla Juvenil, cabe destacar que son todos mayores de 50 años (Si el conde lee esto se preguntará si era necesaria la aclaración!!).

Aprovechamos de cambiar la cadena de transmisión de ambas motos en la casa del Conde ya que no se podían tensar más y a ambos se nos salió la cadena una vez durante esos días. Cumplieron su vida útil con 15.000 kms.

El Conde de Huascar es tremendamente conocido y se junta con casi todos los motociclistas de Antofa, y así lo comprobamos ya que constantemente lo venían a visitar otros motocos, de clubes e independientes. Se ve que es alguien querido y respetado. 

En Antofagasta visitamos la Mano del Desierto, del mismo chileno que hizo la de Punta del Este en Uruguay y Puerto Natales, así que ya hemos visitado estas tres esculturas de Mario Irarrázabal. Sabemos que hay dos más en Europa, algún día las visitaremos. 


En la Mano del Desierto

Fuimos a uno de los mayores iconos de la región, la Portada de Antofagasta, también fuimos a Juan López, el hito del Trópico de Capricornio y las ruinas de Huanchaca. 



Quizás este es el icono y logo más reconocido de Antofagasta

Visitando el hito del Trópico de Capricornio

Ruinas de Huanchaca, antigua fundición de plata.

Nos despedimos de la gran cortesía del Conde y nos fuimos a Calama donde nos esperaban los Monjes Rebeldes de Calama. Pensábamos pasar sólo una noche acá, pero ellos nos mostraron las bellezas ocultas de esta ciudad minera. 


Hasta pronto y muchas gracias por todo Conde del Huascar

En la próxima entrada les mostraremos los alrededores de Calama y nuestra llegada a San Pedro. 

Muchas gracias a nuestros amigos y colaboradores por creer en nuestro sueño y en nuestro viaje. 


Ítalo y Karina, Miguel el Conde del Huascar, Mx Metzeler Chile, Honda Adventure, Año 1, Bujías Brisk, Trail on Fire, Loretta Motos Chile, Indo Trail, MotoCenter, ProCircuit, Relieve, Moto K.