20 feb. 2017

Máncora


Qué difícil resumir los dos meses vividos en Máncora. Aunque no es la playa paradisíaca que esperábamos, fue una experiencia increíble, que finalmente llamamos, Luna de Miel. 

Máncora no es el paraíso que te venden, pues en realidad mucho brillo no tiene. Sus aguas sí son cálidas y tienen un bello color, entre verde y turquesa, pero está sucio y mal cuidado. Aun así, ésta fue nuestra casa por dos meses, gracias a la calidad de la gente que nos encontramos en este lugar.   

Teníamos un contacto que nos iba a hospedar por una noche, pero no estaba en el pueblo cuando llegamos por lo que no nos pudo recibir, fuimos donde la mítica Tía Yola, pero estaba en Lima, y finalmente LAMA Máncora, bueno, después de 2 meses nunca los vimos. 

Así que dimos un par de vueltas buscando hospedaje con estacionamiento pero no hay muchos, preguntamos a las mototaxis y nos recomendaron el camping de Raul. Qué gran acierto!! 


Sushi en el camping de Raul

A penas llegamos salieron otros viajeros a recibirnos, nos trataron muy bien. Y Raúl, el dueño, simplemente es un tipazo! Que grande. Nos habría gustado estar ahí más tiempo, pero ya habíamos decidido quedarnos al menos un mes y ver si buscábamos trabajo o vendíamos algo en la playa. 

En el camping cobraban 8 soles por persona la carpa y 10 (2 lucas chlenas, barato!) soles por persona la habitación. Nos quedamos 3 noches hasta que encontramos una habitación relativamente cómoda por S/300 ($60 lucas) el mes. También gracias a un amigo venezolano pudimos comprar una tabla de surf en S/250. La clase de surf vale 50 soles y te arriendan tablas por 20 soles el día. Si íbamos a estar al menos un mes, nos convenía comprar la tabla. La verdad no la usamos tanto como esperamos, jaja, aun así lo pasamos maravillosamente.    

Aunque ahora vivíamos en otro lugar, siempre íbamos al camping de Raul, hicimos muy buenos amigos ahí, la llamada Familia de Corazón, y realmente era como una gran familia. Íbamos regularmente a almorzar con ellos y a carretear en las noches. Raul siempre nos recibía muy bien y nos invitaba a ir más seguido. 





Así se pasó diciembre, nosotros de "vacaciones" sin buscar trabajo, disfrutando de la playa, haciendo deporte o simplemente disfrutándonos mutuamente. 

La navidad la pasamos con toda la Familia de Corazón en el camping de Raul, más todos los que se quisieron sumar. Hicimos una gran cena para 70 personas en total. Los argentinos se encargaron del asado, había muchas ensaladas y también bebestible, comimos mucho y muy bien. 

Luego decidimos trabajar, nuestra intención era quedarnos toda la temporada, aprovechando de disfrutar Máncora, sus alrededores y juntar más dinero. Así que entramos ambos a trabajar a un restobar, el Atelier, cocina francesa del pacífico. Qué tremenda experiencia para ambos. Eramos compañeros de trabajo, y todas estas experiencias han fortalecido mucho más nuestra relación. 



En Atelier todos son muy buena onda, desde los dueños, Maja y Chicho (A Chicho hay que saber llevarlo, pero es buena gente), y los de la cocina, meseros y barra. Un gran ambiente. 

Así que el año nuevo lo pasamos en el bar, en una tremenda fiesta, Maja nos regaló algunos tragos y los otros los cobró muy barato, así que imaginen como quedamos. Aunque llovía un poco, lo pasamos muy bien. Terminamos la fiesta tomándonos unas cervezas con Susan en la playa viendo el amanecer. 

Y como les decía, queríamos quedarnos por lo menos hasta marzo por acá, pero no habíamos reparado en un detalle. Nuestras motos tienen tiempo máximo para estar fuera de Chile y ese plazo se cumple el 16 de marzo. Un amigo nos está ayudando con este trámite para pedir la prórroga, pues la aduana está en paro. Esperamos pronto tener noticias de eso, por ahora, decidimos adelantar nuestros planes y continuar el viaje por si no nos fuera bien con la prórroga. 






Así es que le avisamos a Maja con anticipación de la situación para que pudiera encontrar nuestros reemplazos y salir por la puerta ancha, como siempre. Desde Máncora nos fuimos a Tumbes, donde necesitábamos hacer algunas compras y el sábado 11 nos fuimos a Ecuador a un encuentro motociclista en Naranjal

Después del año nuevo casi todos nuestros amigos del camping de Raul siguieron sus viajes, así que prácticamente volvíamos a estar solos con Susan, lo cual fue bueno también. Paseamos por las distintas playas cercanas, fuimos a Ñuro a "nadar" con las tortugas pero no nos gustó el lugar. No nadas realmente con ellas, flotas en un muelle donde las tortugas se quedan ahí porque los pescadores les lanzan alimento todo el día. Susan buceó con tortugas en Rapa Nui, y yo también tuve oportunidad de verlas en la Isla hace unos años, así que no se puede comparar la experiencia. 

Como mencionamos más arriba, Máncora no tiene mucha gracia, pero la gente que conocimos aquí y los alrededores sí valieron totalmente la pena. Los Órganos por ejemplo, Punta Velero, Zorritos y Punta Sal. Estas últimas lejos las playas más bonitas y tranquilas. Agua tibia y verde esmeralda. 






Por eso le hemos llamado la luna de miel, fue como un amor de verano que no acaba, intenso, de re descubrirnos, disfrutarnos todos los días y todo el día, y aunque no hemos tenido ningún problema como pareja en un año de viaje que llevamos (el sábado 11 de febrero cumplimos un año desde que salimos de Santiago hacia Ushuaia), estar así de cerca,  no nos saturó como se podría pensar, al contrario, nos acercamos mucho más. No pensábamos o no necesitábamos este "break" del viaje, vacaciones o luna de miel, simplemente se dio, lo dejamos fluir y fue maravilloso.  


Agradezco tener a Susan a mi lado, tremenda compañera de rutas, de vida, de sueños y aventuras. Ahora continuamos con nuevos desafíos, nuevas rutas por descubrir, y seguir Motografiando América Latina. Continuamos con la Etapa IV: "Cruzando Hemisferios" y llegar a la mitad del mundo en Ecuador. 

Gracias a todos ustedes por leernos, por acompañarnos, por seguirnos y ser, de alguna manera, parte de nuestro sueño y de nuestra aventura. 

Y como siempre agradecemos a nuestros auspiciadores por el apoyo que nos brindaron. 

Mx Metzeler Chile, Honda Adventure, Año 1, Bujías Brisk Chile, Trail on Fire, Loretta Motos Chile, Indo Trail, MotoCenter, ProCircuit, Relieve, Moto-K