29 jun. 2016

Nos vamos al Norte para regresar al Sur

Decir que volvemos al Sur es raro, pues venimos del sur, lo más al sur del mundo que pudimos llegar. Ushuaia en Argentina y Karukinka en Chile, ambos en la isla Tierra del Fuego.
Últimas vistas en Tierra del Fuego

Dejamos Russfin y nos fuimos hacia Cerro Sombrero para dejar atrás también los bosques, el barro y la nieve. La pampa y el fuerte viento nos dieron la bienvenida acompañándonos durante todo el resto de la ruta.  

En el cruce hay un excelente refugio que usan mucho los ciclistas y los mochileros. Lamentamos ver la suciedad que los irresponsables y los incultos dejan al interior, pese a haber diversas indicaciones para que se llevan su basura. Son los mismos que después se quejan cuando empiezan a cobrar en estos lugares. 

Refugio en el Cruce hacia Russfin

El interior del refugio y Susan con tremendo dolor de cabeza

La vía que sale desde este cruce hacia Cerro Sombrero, se supone es toda asfaltada, sin embargo estaban haciendo varias reparaciones por lo que nos tocó nuevamente ripio y guanacos corriendo por todos lados. Por primera vez uno de ellos casi chocó a Susan, le pasó a menos de un metro por delante. De todos los animales que se nos han cruzado nunca uno se había acercado tanto. Susan pensó que lo iba a golpear con la rueda delantera. 

El cruce en barcaza desde Cerro Sombrero dura sólo 15 mins. Pero estamos un poco más lejos de Punta Arenas, aunque ahora sí todo el camino es asfaltado y en buen estado. En un pequeño tramo nos topamos con el mencionado hielo negro, pero no nos significó ninguna complicación, supongo que tuvimos suerte.

Regresando al continente

Nuestra llegada a Punta Arenas ya estaba coordinada con Bernardo, quien nos volvió a recibir, muchas gracias amigo!!

Debido a las bajas temperaturas y las pocas horas de conducción eficientes en el día, sabíamos que tardaríamos mucho en ir al norte, además de tener que comprar neumáticos en Argentina, ya tenemos más de 10.000 kms y un poco más de 3 meses de viaje. Sabemos que en Argentina las "cubiertas" son más caras que en Chile. La otra opción era comprar en Punta Arenas y llevarlas todo el viaje con nosotros hasta necesitarlas. 

Adiós Bernardo, muchas gracias por todo!

Así que optamos por una tercera opción, una que nunca se nos hubiese ocurrido antes. Enviar en barco las motos y nosotros volar en avión. Como dijo un amigo, a lo rico y famoso

Consideramos esto al comparar cuantos días tardaríamos en recorrer los 2.000 kms desde Punta Arenas a Puerto Montt, combustible, alojamiento, comida, seguro para ingresar a Argentina y desgaste de las máquinas (neumáticos y aceite), versus embarcar ambas motos por $CLP 95.000 cada moto en Navimag y nosotros volar en avión. En Sky encontramos pasajes a $CLP 18.000 y $CLP 42.000 por persona. 

Embarcamos las motos desde Puerto Natales a Puerto Montt, y nosotros tomamos un avión desde Punta Arenas a Puerto Montt, las motos tardarían 3 días en llegar. En avión nos demoramos 3 horas. 

En el embarcadero de Puerto Natales nos encontramos con los chicos de Riding Full Circle, ellos también iban a embarcar sus motos. Luego de hacer el papeleo y dejar ahí a nuestras nenas para que las subieran al barco, fuimos los cuatro a comer algo, tomar una cerveza y conversar de viajes. Fue una conversación muy dinámica y entretenida, Susan y yo aprovechamos de practicar nuestro inglés ya que ellos no hablaban casi nada de español.

El día que volamos Bernardo nos fue a dejar al aeropuerto, un groso!! Nos despedimos y nos abrazamos lo más macho que pudimos. Bernardo nos recibió y nos acogió muy bien, estamos en deuda con él, y aunque en la despedida sabíamos que era poco probable volverse a ver, el destino nos tenía preparada una gran sorpresa. 

Volando de regreso

Foto aérea de Campos de Hielo

Llegamos unos días antes que las motos a Puerto Montt, aprovechamos de ir a buscar la encomienda que nuestros familiares nos habían enviado con las cosas que teníamos en Santiago para reponer lo perdido en el robo. Así que volvíamos a tener ropa interior y de recambio, carpa, bototos de trekking, toallas, etc. Nina, la prima de Susan nos alojó en Fresia mientras esperamos a Joan y Janis

Navimag en Puerto Montt, Janis, Susan y Joan.

Estábamos en la casa de Nina y Víctor mirando los mapas para continuar la ruta, pues queríamos aprovechar de ir a Chiloé, pero justo estalló el conflicto en la Isla Gran debido a la contaminación y muerte de la fauna marina. Por lo tanto volvimos al plan original, ir a Argentina.

En Fresia hicimos la mantención a nuestras nenas, y le sacamos el oxido que acumularon en esos 3 días en el mar, se oxidó todo lo que se podía oxidar. Recuerdan que los neblineros de Susan dejaron de funcionar? Al fin tuvimos días soleados para buscar el cable cortado, y di con él luego de sacar el estanque.

Ayudando en lo que se puede

Reparando los neblineros de Janis

Funcionan!!

Tres días embarcadas hizo que el mar salino oxidara todo lo que se podía oxidar

Mucho cariño para las Falcon Rockeras, que nos llevaron muy lejos!!!

En eso recibimos la grata invitación de Cristian Maragaño para ir al Pre lanzamiento de MotoCamp Pucón. Eso sería en unos 10 días más, justo el fin de semana del 21 de mayo. 

Aunque la ruta no nos llevaba hacia allá, no podíamos restarnos de ser parte de esta gran invitación que nos había hecho Cristian. 

Primero pasamos a ver a mi gran amiga Michelle en Temuco, nos quedamos unos días con ella y Daniel. Durante nuestra estadía en Temuco nos invitaron a asados y bares, lo pasamos muy bien con ellos y sus amigos. Aprovechamos de ir en moto al Cerro Ñielol y pasear por sus senderos. Nos gustó mucho este lugar, las vistas que se pueden obtener de Temuco, en este bello pulmón verde dentro de la ciudad igual o más contaminada que Santiago debido a la leña, son hermosas. 

Gracias amiga por tu hospitalidad, lo pasamos increíble, nos volveremos a ver muy pronto!. Un abrazo.

Plaza de Temuco

Recorriendo el Ñielol

Temuco desde los miradores


Atardecer entre el humo de las chimeneas


Con Michelle y Daniel en Temuco

El mega evento en MotoCamp comenzaba el viernes 20 de mayo, nosotros llegamos unos días antes para ver si podíamos ayudar en algo. Así que nos pusimos a disposición de Cristian para ayudar en lo que se pudiera. Alojamos en la casa de él, donde nos volvimos a encontrar con nuestro buen amigo Javier Valenzuela de Ida y Vuelta en moto. Un abrazo gigante Javier!! Él ya emprendió una nueva etapa en su viaje y va de regreso a Colombia en su flamante moto, la China Colombiana. Qué grande Javier. Sé que recientemente estuvo en Uyuni y sigue hacia el norte, y sé que nos veremos en la ruta.

Alojaba ahí también Evelio Gil, un venezolano que viaja en una KLR650 re buena onda, estaba trabajando en MotoCamp con Cristian igual que Javier. Evelio acaba de realizar la tremenda hazaña de cruzar la TansAmazonica, una ruta que Susan y yo también queremos hacer en las próximas etapas de la Expedición en moto. Evelio dijo que fue una gran experiencia pero que no la volvería a hacer ni loco!! 

Él ya llegó a Venezuela, aunque sólo para viajar otra vez, pues en estos días está volviendo a Chile. La mejor de las vibras Evelio!! Quizás nos veamos por ahí! 


Durante el evento se realizó una caravana hacia el Paso Mamuil Malal

Es asombroso ver en lo que se está convirtiendo MotoCamp Pucón, nosotros ya habíamos pasado por acá hace 3 meses y Cristian nos había mostrado las instalaciones, todo recién comenzando. Ahora aunque sigue en construcción, se puede ver el tremendo avance y ya podemos ver en lo que se convertirá. 

Increíble ver como se ha pensado en todos los detalles, y como dice el mismo Cristian, en los detalles está la diferencia. Por ejemplo el tamaño de los clóset, medido especialmente para que quepan las dos maletas, dos cascos, dos chaquetas colgadas, las botas y todo lo que los motociclistas andamos trayendo. Como si fuera poco, los enchufes están dentro del clóset, así puedes dejar cargando todas tus cosas bajo llave. 

Las Falcon Rockeras y nuestro nuevo hogar

Acampando en MotoCamp

Estacionamiento



La terraza

Las manillas de las puertas también tienen su toque, un pistón o una catalina. Pero sin dudas lo que más llamó la atención fue el motor cervecero. Un motor real modificado para que nos brinde cerveza artesanal de la zona. 

Es un motor de 4 cilindros de una Kawasaki GPZ 400R. Evelio que es Ing. mecánico junto a Cristian, llevaron a cabo este tremendo proyecto. Según sé, está pronto a ser patentado. 

Un manjarsh!!



MotoCamp cuenta con amplios espacios y el hostal está terminado, eventualmente estarán las cabañas e incluso un restaurante. El taller para realizar mantenciones básicas también está casi listo. 

La terraza, el quincho, baños, duchas, etc, a esta altura ya deben estar operativos al 100%, pues cuando fuimos nosotros ya estaban funcionando, sólo faltaban los detalles estéticos. 
Contará también con tinajas calientes para todos aquellos que vamos llegando de lejos, poder dejar la moto estacionada en un lugar seguro, todas nuestras cosas guardadas en un lugar seguro para luego relajarnos en las tinajas. Qué maravilla. 

Apagando la sed!!

Todo esto y más es MotoCamp Pucón, el primero de Chile y de América!! Un lugar creado por motociclistas y pensado para motociclistas. Un gran centro de eventos con diversas posibilidades para alojar, y para llevar a cabo cualquier evento que tengamos en mente. Aniversario de clubes, lanzamiento de motocicletas, cumpleaños, matrimonios o simplemente salir a recorrer las bellas rutas que hay en las cercanías y llegar a dormir a este lugar. 
Cristian presentando el proyecto

Así que no se pierdan la gran Inauguración en Septiembre, será la Fonda MotoCamp!!   

Aunque estábamos alojando en la casa de Cristian, mientras duró el evento nos fuimos a acampar a MotoCamp Pucón, así podríamos beber tranquilamente y aprovechar el bar abierto que se había dispuesto para los invitados. (Y poder volver gateando a la carpa!!) 

Ahí nos volvimos a encontrar con buenos amigos, como Álvaro de Cuatro ojos dos Ruedas. Tremendo viajero!

Compartiendo con Álvaro

También hicimos muy buenos amigos, conocimos a Loretta y Daniel, y a Virgilio, a quien habíamos conocido en la pasada anterior por Pucón y ahora pudimos compartir más con él. Compartimos con Jaime, alias Dakar de El Otro Taller en Chillan. 

Virgilio


Con Jaime Dakar y su señora

Hicimos muy buenas migas con Daniela y Verónica, ambas llegaron a trabajar como promotoras al evento, pero también son motociclistas. Muy buena onda y hasta hoy seguimos en contacto. 

Conocimos a muchas personas, todos muy buena onda. Y eso es lo que tiene el motociclismo, aunque a algunos no les guste la comparación, es como una gran familia, con muchos temas en común, aunque al final siempre volvemos a hablar de motos y de viajes. Susan y yo hemos conocido hasta ahora sólo lo mejor de este mundo, nos han ayudado en todos lados y todos han sido muy atentos y preocupados con nosotros. 

Tenemos una gran visión y en muy alta estima a todo el círculo del motociclismo, tanto nacional como internacional. ¿Habrá excepciones? Por supuesto que sí, finalmente somos humanos y personas, buenas y malas, pero cuando las motos están de por medio, pareciera que ellas, estas nenas de dos ruedas, sólo sacaran lo mejor de las personas. 

Tanto así que Loretta nos ayudó con los neumáticos. Ella tiene una tienda en Santiago, Loretta Motos y nos hizo llegar los neumáticos traseros que necesitábamos a Talca, ciudad en la que haríamos la próxima parada y desde donde sabíamos que no podríamos seguir sin neumáticos nuevos. Duraron un poco más de 12.000 kms los que venían de fábrica.
Loretta en su KTM 990

Después de pasar un excelente fin de semana en MotoCamp, con bar abierto, desayuno y cenas incluidas nos dispusimos a continuar la ruta. Muchas gracias Cristian por todo, lo pasamos muy bien, y gracias por permitirnos ver de cerca el proyecto y ser parte de él. Todo el éxito y las buenas vibras en lo que viene, también en tu próximo viaje. Nos vemos a la vuelta!! 

Ariel, Susan, Javier, Evelio y Cristian

Esa semana el clima no estuvo muy bueno, llovió y nevó en la cordillera, por lo que no pudimos ir al Parque Conguillío ni al Tolhuaca como teníamos planeado. 

En cambio nos fuimos al Parque Nacional Nahuelbuta, aunque acá también nos llovió, tuvimos una excelente ventana para realizar el hermoso trekking entre las Araucarias y hacer algo más de off road, pero eso se viene en el próximo capitulo!. 


Agradecimientos especiales a: Relieve.cl y Jaime Salas, Trail on fire, Leonel Avilés y MotoCenter, Rodrigo Contreras, Pablo Zúñiga e Indotrail, Nómade Austral, Cristián Maragaño y MotoCamp Chile, Nina y Víctor, mi familia en Coyhaique, Ricardo y Cafetería La Nutria, 99% Aventura, Fili y El Mosco, Álvaro, Javier Valenzuela, Amado Álvarez, Andrés el Rey de la Bici, Hugo Ripper, Bernardo KLR y Moto Amigos Punta Arenas. Michelle y Daniel, Loretta Platoni y Loretta Motos, Claudio y Multienfoque.