20 jun. 2016

Rumbo Ushuaia

En Punta Arenas aprovechamos de recorrer los alrededores como la plaza de armas, la costanera, el cementerio y la Zona Franca, o zona fraude como le llaman algunos, y comprobar los precios "sin impuestos". 


Plaza de armas de Punta Arenas


Dice la leyenda que si se besa el pie del "Indio", volverás a Punta Arenas

La verdad es que sí hay algunas cosas mucho más baratas que en Santiago, pero la mayoría son marcas desconocidas, las tradicionales mantienen los mismos precios, en cuanto a los alcoholes sí están más baratos y algunos perfumes también. La comida y la tecnología, en algunos casos más barato, en otros no. 


Por lo tanto no gastamos mucha plata en reponer lo que nos robaron en Natales, aunque sí era dinero que no teníamos considerado, pero hubo gente que nos ayudó y nos depositó dinero en mi cuenta y en la de Susan para continuar con la aventura, así que muchas gracias a todos ustedes por involucrarse con este sueño, esta aventura y esta Expedición en moto!! 

Si quieren colaborar y hacerse parte de nuestro sueño pueden ver los números de cuenta aquí.



Costanera de Punta Arenas


El fin de semana salimos a rutear con Bernardo y unos amigos de Moto Amigos Punta Arenas, nosotros queríamos ver la posibilidad de llegar al Fuerte Bulnes y Puerto del Hambre, sin embargo ese día estaba abierto sólo hasta las 13.00 hrs y no pudimos seguir más al sur, en cambio nos fuimos hacia el Faro San Isidro y a conocer el Hito de la mitad de Chile tomando en cuenta la Antártida chilena y el polo sur, es decir, desde Arica hasta el Polo Sur, la mitad de Chile estaría en Punta Arenas.


En el hito



El camino para llegar al faro es de tierra y barro pero en general está en buenas condiciones, recorrimos lo más adentro que pudimos ya que estaba en reparación por lo tanto hay que tener precaución en esta ruta ya que los camiones circulan muy rápido y ni siquiera se mueven a una orilla. Pasamos a ver también la tumba del inglés Pringle Stokes quien falleció en el Puerto del Hambre en 1828, hay otras cruces de los hombres que lo acompañaron en la expedición.



Hacia el faro

Pringle Stokes



Al regreso de la ruta fuimos a conocer un lugar muy comentado por acá, La Guarida, Moto Shop & Coffee.

Salvador, el dueño de La Guarida abrió recientemente este lugar, una tienda y un café para motociclistas donde puedes tomarte un café, comerte una empanada y tener tu moto estacionada al lado tuyo y adentro del local.






Todos son bienvenidos en La Guarida

En La Guarida nos preguntaron del viaje, de dónde veníamos y hacia donde íbamos, por supuesto Susan era el centro de atención, no es común que una mujer maneje una moto y menos cargada y que venga de tan lejos.

Acá se ven sólo motos grandes ya que eso sí conviene comprarlo en la Zona Franca, nosotros eramos una de las motos más chicas. La mayoría de los asistentes nos aconsejaba no seguir más al sur debido a la reciente nevada y las bajas temperaturas que comenzarían pronto.
Nos advirtieron mucho sobre el hielo negro, escarcha tan delgada en el pavimento que no se ve hasta que ya vas sobre él.

Salvador fue uno de los pocos que nos alentó a continuar, es curioso como funciona la mente humana, sólo necesitamos a uno que nos dijera: Dale, sí se puede!, para continuar con nuestra "locura". Mientras los demás se preocupaban por nosotros y nos sugerían no ir, pero la verdad es que nosotros sí queríamos llegar en moto y ver con nuestros propios ojos como va la ruta y el estado del camino.

Otro de los lugares que visitamos fue el Cementerio de Punta Arenas, nos han dicho que es uno de los más lindos del mundo y parece que así es. Las tumbas y mausoleos son realmente muy ostentosos, los árboles y las calles bien cuidadas. Recorriendo estos pasajes llegamos al gran mausoleo de Sara Braun, personaje célebre de Punta Arenas.

Susan había escuchado hablar de la tumba del Indio Desconocido, así que fuimos en busca de ella y lo encontramos al poco andar. Mucha gente le pide favores al "Indiecito", como ellos le llaman, para que los ayude en la vida, y al parecer los escucha pues está lleno de regalos e inscripciones dándole gracias por los favores concedidos.








La Tumba del Indio Desconocido

Aunque habían más cosas por ver en Punta Arenas, algunas no las pudimos disfrutar ya que era temporada baja y estaba cerrado, como el Parque Pali Aike y la Reserva Parrillar. En esos días el clima comenzó a mejorar y había una ventana muy buena que al parecer sólo duraría unos días antes de que en Ushuaia nevara otra vez, así que abandonamos la comodidad y la hospitalidad en la casa de Bernardo para volver a la Ruta. El plan era llegar a Río Grande en Argentina para evaluar una vez más las condiciones climáticas. Todo esto debido a lo mucho que nos insistían en que no fuéramos, probablemente si nadie nos hubiese dicho nada, nos habríamos ido antes a Ushuaia.


Un Dax en el living de Bernardo


Muchas gracias Bernardo, por todo!! Eres un grande, Salud!!

Para llegar al publicitado "Fin del Mundo" en la isla Tierra del Fuego hay que hacerlo en barcaza, existen dos posibilidades, una es cruzando desde Punta Arenas a Porvenir en una navegación de 2 horas y la otra es un poco más al norte de Punta Arenas, desde Punta Delgada a Cerro Sombrero, ahí la navegación dura unos 15 minutos. Si toman esta segunda alternativa la ruta hacia el Paso San Sebastián está casi toda asfaltada, si deciden tomar la otra, son varios kilómetros de ripio bordeando Bahía Inútil hasta el nombrado paso.

Como el ripio es más entretenido decidimos hacer esta ruta, cruzar a Porvenir y bordear la Bahía hasta San Sebastián.

En Tierra del Fuego hay dos pasos para cruzar a Argentina, ambos ripiados, uno es San Sebastián y más al sur está el paso Bellavista, es más indómito y desafiante, Susan había leído que en ésta época podríamos encontrar mucha agua en el cruce de río que hay para cruzar este lugar, por lo que preferimos el "menos" inhóspito y nos fuimos al Paso San Sebastián.

Una vez más no nos levantamos tan temprano y nos fuimos volando al embarcadero para llegar a la barcaza a tiempo, alcanzamos justo antes que se fuera sin nosotros!!.

Por primera vez amarran nuestras motos en la cubierta, aunque el hombre que hizo la maniobra la verdad no sabía bien como hacerlo, pero creo que quedó bien después de todo.

Es una embarcación mucho más grande que las otras que hemos abordado, con amplios espacios que al final igual se hacen pequeños, sobre todo ese día que hacía frío y soplaba mucho viento. Estuvimos un rato en la cubierta sacando algunas fotos y admirando el amanecer, pudimos ver ballenas y Susan tuvo el privilegio de ver toninas, pero pasaron muy rápido y no las pudimos fotografiar.


Amanecer en el Estrecho de Magallanes, cruzando a Porvenir

Por primera vez, de todos los cruces en barcaza o barco que hemos hecho, éste no fue para nada tranquilo ni muy cómodo. El barco se movía de acá para allá, a veces sólo se veía el cielo, a veces sólo el mar, por lo que decidí ir a ver a nuestras Motos Rockeras, todo estaba en orden, aunque para moverme en cubierta tenía que hacerlo junto al vaivén de la embarcación. Al rato yo ya estaba bien mareado pero aguanté bien.


La última foto antes de ir a refugiarnos del viento

Decidimos resguardarnos del frío y entramos tratando de encontrar un lugar donde sentarnos, al principio yo esta afuera sentado, pero Susan encontró adentro un buen lugar, ahí nos acomodamos hasta que nos quedamos dormidos abrazados el uno en el otro.

Durmiendo las dos horas se nos pasaron muy rápido. Cuando fuimos a "desatar" las motos y continuar la ruta, nos dimos cuenta que no habían quedado para nada bien estibadas, afortunadamente no les pasó nada pese a los movimientos del barco.

Al llegar a Porvenir se estaba llevando a cabo una corrida dominguera por lo que el tránsito estaba cortado y no podíamos salir del muelle, así que mientras nos fuimos a conocer el Faro de Porvenir, lentamente teníamos una sensación de victoria aunque no habíamos logrado nada aún, pero estar en Tierra del Fuego animaba nuestros corazones.


Faro de Porvenir


Bienvenidos a Porvenir

Seguimos por el camino ripiado en excelente estado que bordea Bahía Inútil hasta el paso San Sebastián. Le preguntamos a uno de los lugareños porqué se llamaba así la bahía, dijo: porque no sirve pa' na' la wea po'.

El paisaje cambia mucho en ésta zona, encontramos algunos poblados que parecían abandonados y antiguas estancias, sabemos que algunas aún operan y en las cercanías esta la Forestal Russfin, único lugar en el lado sur de la isla que cuenta con bencina en el lado chileno. El otro está en Cerro Sombrero.

Antes de llegar al paso cruzamos unas breves palabras con unos canadienses que estaban a una orilla de la ruta en dos BMW. Les preguntamos si necesitaban ayuda pero dijeron que no. Luego los encontramos haciendo aduana y ahí pudimos conversar un poco más. Están dando la vuelta al mundo, ya venían de Alaska y ese día aunque era tarde habían decidido seguir hasta Ushuaia, un largo viaje aun, nosotros en cambio ya teníamos la experiencia de manejar acá de noche en esta época del año, por lo que decidimos ir sólo hasta Río Grande.


Bahía Inútil

Ellos son Dave y Heather de Riding Full Circle, y aunque no se habían hecho adhesivos nosotros les regalamos de los nuestros y ellos nos entregaron tarjetas de presentación de su viaje, no sería la última vez que nos cruzamos en la ruta.

Llegamos al anochecer a Río Grande, nunca vimos pasar a Dave y Heather, ese tramo fue agotador debido a la extensa pampa, ya habíamos dejado atrás los maravillosos bosques, hasta ahora en Tierra del Fuego sólo hemos visto pampa y mucho viento, el verdadero viento Patagón. Nosotros decidimos circular sólo a 90 km/h pues notamos que a 100 km/h o más la moto se volvía muy inestable e incluso nos cambiaba de carril como en una ocasión le pasó a Susan que "apareció" frente a un jeep debido a  una violenta ráfaga de viento. Por fortuna y porque muchos "allá arriba" nos quieren, el jeep disminuyó la velocidad y Susan rápidamente volvió a su pista.


Arrieros en Tierra del Fuego

En Río Grande dimos un par de vueltas buscando alojamiento y la mayoría estaban bien caros, más de lo que habíamos pagado hasta ahora. En El Chaltén habíamos pagado $120 argentinos cada uno, acá costaba $700 por ambos. Justo aparece un motociclista y le preguntamos si conocía un hostel y él mismo nos llevó a uno por ahí cerca, el precio era muy similar a los demás pero el lugar nos gustó un poco más pues tenía estacionamiento interior para las motos. Hostel Argentino fue nuestra casa esa noche, cocinamos y vimos carreras de motos en la tv mientras comíamos.

Ahora sí nos levantamos temprano pues queríamos conocer algo de Río Grande antes de continuar, ya el día anterior nos había llamado la atención la gran cantidad de hitos y homenajes que hay sobre las Islas Malvinas. Hay homenajes a los héroes caídos en varios puntos de la costanera. Recientemente leímos por ahí que en las Malvinas se encontró petróleo, mucho más de lo que hay en toda la Argentina, habrá que ver si eso es cierto.


Monumentos acerca de las Islas Malvinas



Esa mañana una mujer joven nos fotografió y se acercó a conversar con nosotros. Le llamó mucho la atención lo que estamos haciendo y hasta el día de hoy mantenemos contacto con ella por Facebook y Whatsapp. Gracias Coti por seguirnos y por todas las buenas vibras que nos envías siempre!!

Así entonces nos despedimos de ella y seguimos rumbo Ushuaia, recorrer un poco Río Grande también servía de excusa para no salir tan temprano y darle tiempo al hielo negro de derretirse.

Como Tierra del Fuego es casi pura pampa y Río grande también, nos imaginamos que Ushuaia no sería muy distinto. No habíamos visto fotos de los alrededores, sólo el hito al que todos van que marca el final de la ruta. Sin embargo mucho antes de llegar a Tolhuin el paisaje comenzaba a cambiar, más verde, más bosque, y el cambio de las hojas con el contraste de la nieve recién caída era hermoso.


Sólo 95 kms más para Ushuaia

La cuesta llamada "Paso Garibaldi", de la cual tanto nos habían advertido, es en realidad una cuesta más, a nosotros nos tocó la fortuna de verla nevada y las lagunas congeladas, eso le dio un toque invernal hermoso pero no es desafiante en realidad, con hielo apuesto que sí, no nos tocó nada de hielo ni viento, al contrario, día despejado y un hermoso sol en lo alto.


En el Paso o cuesta Garibaldi






Llegar a Ushuaia marcaba un nuevo e importante hito en nuestra Expedición en Moto, un gran momento sin dudas, hace unos días pensábamos que quizás no podríamos llegar, ahora estábamos acá en la entrada de la Ciudad más Austral del mundo Motografiando aquél instante.



Gauchito Gil

Llegamos a Ushuaia!!

Cabe mencionar que no es el punto habitado más austral del mundo ya que justo al frente está Puerto Williams y Puerto Toro que pertenecen a Chile, sin embargo no califican como ciudad ya que son muy pequeños, incluso Pto Williams es una base naval en la que hoy habitan algo así como el 50% de civiles y el 50% de uniformados.

Con todo, Chile está promocionando este lugar turísticamente, se está habilitando un camino que vaya sólo por Chile para llegar a Puerto Williams y realizar el trekking más austral del mundo en los Dientes de Navarino, una formación rocosa y montañosa muy particular. Nosotros queríamos cruzar a Pto Williams, pero desde Ushuaia nos cobraban para cruzar el Canal Beagle $150 mil pesos chilenos por persona, sólo ida y sin motos. Desde Punta Arenas hay que considerar las 30 horas de navegación, tiene un valor de $120 mil pesos chilenos por persona, sólo ida y sin motos.
Como comprenderán, se escapaba absolutamente de nuestro presupuesto.

En cambio nos alegramos de llegar hasta el punto que actualmente se considera la Ciudad más Austral del mundo. Y Ushuaia de verdad es una ciudad, limpia y ordenada en el centro turísticos, los alrededores como cualquier otra ciudad, no tanto. En general nos gustó mucho, los lugares cercanos para visitar son numerosos y atractivos, como el centro de ski más austral del mundo, muchos trekking y actividades de aventura.

Fuimos al Parque Tierra del Fuego donde está Bahía Lapataia que es el final de la Ruta Nacional nº3. Curioso que el hito más importante del fin del mundo esté dentro del parque, o sea todos los que quieran ir, deben pagar la entrada al parque.


Parque Tierra del Fuego en Argentina




Susan tiene Puerto en Lapataia!!

Así que pagamos los $180 pesos argentinos y nos fuimos a conocer el parque. La verdad es que está bien cuidado y es bien bonito, se pueden hacer varias caminatas por lo que el final del camino no es el único atractivo. También fuimos a timbrar nuestros pasaportes por llegar al Fin del Mundo. Hay 3 lugares donde se puede realizar, acá en el parque donde está la Oficina postal del Fin del Mundo, en Informaciones turísticas y en el Museo del Fin del Mundo.



Hay otros lugares donde te timbran el pasaporte según donde vayas como en Machu Pichu y Rapa Nui.

Logramos llegar al final de la ruta, al final del camino, una ruta que disfrutamos mucho, y aunque no es tan desafiante como la Carretera Austral ni la Ruta 40, estamos muy felices haber alcanzado una nueva meta en nuestra expedición, un nuevo logro y una nueva ruta legendaria para los motociclistas de largas distancias, y por supuesto para los viajeros en general.


El Final de la ruta en Bahía Lapataia, Ushuaia.

Cuando estábamos en Punta Arenas me puse en contacto con Daniel de Ushuaia, un argentino re buena honda y viajero también, él y su esposa Adri nos recibieron y alojaron los días que estuvimos allá. Viajan en una GS 1200. Tuvimos muy agradables conversaciones, obvio de motos y de viajes, también de Ushuaia y de otras rutas que se pueden hacer en el norte de Argentina.




Vistas desde la costanera de Ushuaia

Pasamos grandes momentos con ellos, muchas gracias Daniel y Adri por todo, por toda su hospitalidad, la buena onda y los buenos momentos, les enviamos un gran abrazo, ya volveremos algún día pues hay que pasar a Puerto Williams!!!


Adriana, Daniel, de verdad muchas gracias por todo!!!

Después de Ushuaia, nos fuimos al otro Fin del mundo, Tierra del Fuego por el lado chileno, Russfin, el Parque Karukinka y Caleta María, una ruta desafiante y hermosa que se las contaremos muy pronto. Recuerden que el Viaje Continua!!


Con el apoyo de Relieve éste sueño ha sido posible.


Agradecimientos a Moto Amigos Punta Arenas, Bernardo KLR, Hugo Ripper, Salvador y La Guarida, Daniel y Adriana de Ushuaia. Muchas gracias a todos ustedes por tendernos una mano y ayudarnos a completar la segunda etapa de nuestro viaje y nuestro sueño.