21 oct. 2016

Machu Picchu en moto

Machu Picchu, nuestro objetivo principal en esta tercera etapa: Descubriendo el Valle Sagrado

Cusco, pese a ser más turístico que Tacna y Arequipa, el tránsito nos pareció mucho más desordenado, aunque se respetan los semáforos, pareciera no haber ceda el paso, disco pare ni paso de cebra. Por lo que hay que circular con precaución, tanto en moto como a pie. 

Mientras recorríamos el Valle Sagrado, hicimos las averiguaciones para ver que nos convenía más, si ir a Machu Picchu en moto o como un mochilero más. Algunos motociclistas nos recomendaron no ir en moto debido a lo malo que aparentemente está el camino. 

Qué implica ir a Machu Picchu. Primero la entrada, S/ 128 ($25.600 CLP), alojamiento de al menos una noche en Aguas Calientes, recomendable dos. Aguas Calientes es el doble más caro que Cusco, si acá alojamos a S/25 los dos, en Aguas Calientes (Machu Picchu Pueblo) encontramos a S/40 fue lo más barato luego de recorrer bastante, 40 soles los dos, con baño privado y cama matrimonial, agua tibia tirando pa' fría. Lo normal era de S/25 hacia arriba por persona. Incluso en habitaciones compartidas. 

Iniciando la caminata desde la Hidroeléctrica por la línea del tren

Comer también es más caro, aunque por ser temporada baja hay muchas promociones, pizza + cerveza (Cusqueña individual) S/15. En Cusco el menú cuesta S/5, en Aguas Calientes S/15.

Desde Aguas Calientes aun hay que caminar unas dos o 3 horas hasta la entrada de las ruinas, por un camino de puros escalones bien pronunciados. Hay buses que te llevan desde Aguas Calientes por USD12, sólo ida. O pueden caminar por los escalones metidos entre la exuberante selva.

Desde Cusco hasta Aguas Calientes hay varias formas de llegar. Tomando el tren que costaba USD120 ida y vuelta desde Ollantaytambo hasta Aguas Calientes. Desde Cusco a Aguas Calientes cuesta USD 85 sólo ida.  

La alternativa económica que usan muchos mochileros es ir por Santa Teresa hasta la Hidroeléctrica. Los buses, taxis y mini-van cobran entre 40 soles por persona la ida. S/ 60 ida y vuelta. 

Ya desde Santa Teresa hay que caminar 3 horas por la línea del tren entre la selva. Es una caminata muy recomendable. Yo la hice hace unos 9 años, esta ruta recién la estaban implementando y no habían buses regulares que llegaran hasta ese pueblo.

 
Bares y restaurantes a la orilla de la línea del tren

Aunque imaginamos que sería caro debido al lugar donde se encuentran, en medio de la selva, los precios están muy bien. 

Hamburguesa de mono en la selva por sólo 15 soles más una jarra de limonada... En serio pensaron que era mono??

Este oso de antifaz vive en la selva, aquí pasamos a comer, que delicia comer en medio de la selva!!

Ahora hay restaurantes y bares a la orilla de la línea del tren, así que la sensación de soledad y de estar recorriendo un lugar indómito ya no es la misma, aun así se disfruta mucho. 

Qué hicimos nosotros? Dejamos a Joan Jett, mi moto en el hostal de Cusco junto con todo el equipaje, pues decidimos ir en moto aunque nos hayan dicho que el camino no está muy bueno. Para ahorra fuimos en una sola moto, en Janis Joplin de Susan. Acá en Cusco es normal dejar el equipaje en los hostales, pues después de Machu Picchu uno siempre vuelve a alojar por lo menos una noche más a Cusco. 

La Falcon Rockera Jannis Joplin en la selva!

Una parada a comer e hidratarnos antes de continuar

Así que nos fuimos en una moto, son 540 kms ida y vuelta, en nuestro caso con S/60 cubrimos la ida y la vuelta, por moto. En la Hidroeléctrica nos habían dicho que la moto queda estacionada por S/ 10. No sabíamos en qué condiciones, la verdad es que queda bien custodiada. Hay un tipo que vive ahí, por lo que las cuida día y noche. Tiene habitación con candado donde quedan los cascos, las chaquetas, las botas, etc. Le regateamos las dos noches a S/15. Aceptó inmediatamente, le hubiésemos dicho 10, quizás habría dicho que sí. 

Guardando todo en las maletas antes de comenzar a caminar. Los cascos y rodilleras quedaron en una habitación con llave.

La ruta es muy entretenida, tiene muchas curvas y hay que acceder a un paso de 4.300 msnm para luego bajar a 1.600 msnm donde está Santa Teresa. En moto son aproximadamente 6 horas, debido a las curvas en el camino asfaltado. La última hora desde Santa Teresa a la Hidro es trocha (ripio), no está tan malo el camino, sí es muy angosto, muy similar a la Ruta de Muerte en Bolivia y los vehículos que circulan son una locura. Para avisarte que vienen a la vuelta de la curva angosta tocan la bocina, el que toca la bocina primero es el que pasa y el otro se hace a la orilla. 

Abra de Malaga, el paso de 4.300 msnm antes de llegar a la selva

En la ida no nos topamos muchos vehículos, al regreso sí, venían todas las mini-van juntas. Aunque me costó un poco, comencé a tocar la bocina en todas las curvas, y funcionaba porque como los del otro lado no sabían si lo que venía era una moto o un camión, me dejaban pasar. Cuando la recta permitía ver hacia adelante yo los esperaba en la zona ancha, pues ya sé que el vehículo más grande siempre tiene la preferencia. Aunque no haya espacio, no se detienen a calcular, llegan y pasan. 

Con todo, disfrutamos mucho hacer esa ruta. Tomaba las curvas cerradas tan inclinado que tocaba con la maleta o con los pedales en el asfalto. El frío paso montañoso de 4.300 msnm nos sorprendió con mucha neblina, luego comienzas  el descenso para ingresar a la selva. Aunque llueve constantemente hace mucho calor, así que al bajarnos de la moto ya estábamos secos. 

La caminata por la línea del tren no es tan agotadora ya que no tiene pendiente, estamos a menos de 2.000 metros de altura y la humedad de la selva te permite respirar muy bien.



Cuando viene el tren hay que hacerse aun lado

Como ya mencioné, después de mucho buscar nos alojamos en un hostal por S/40, comimos por 20 soles los dos, incluía pisco sour de cortesía y happy hour de cerveza Cusqueña, 4 cervezas por S/20. Convenía mucho. 

Luego de celebrar esa noche por haber llegado a Machu Picchu Pueblo, nos acostamos temprano pues había que madrugar. 

En Aguas Calientes (Machu Picchu Pueblo)

La entrada que está en el puente para acceder a las ruinas abre a las 5.00 am. Las puertas arriba las abren a las 6.00 am. Típicamente Machu Picchu amanece nublado y cerca del medio día despeja. Aun así queríamos llegar temprano para recorrer con calma todas las ruinas. No fuimos ni a la montaña Wayna Picchu ni Machu Picchu. Yo ya había subo al Wayna y esta vez prefiero recorrer y entender mejor las ruinas y poder compartir este gran momento con Susan. 

Antes de comenzar la ascención, justo después del puente (la foto la tomamos a la bajada)

Así entonces nos levantamos a las 4.00 am. A las 5.00 am estábamos en la fila para cruzar el puente y comenzar la ascensión con calma. 

Pese a ir con calma llevamos buen ritmo, menos de 2 horas nos tardamos en llegar a la puerta de entrada. Descansamos unos momentos y nos preparamos para ingresar. No permiten entrar con bastones de trekking, sólo a tercera edad y discapacitados o lesionados. Susan y yo tenemos un esguince en el tobillo por lo que las caminatas largas las hacemos con vendas. Cuando nos controlaron en la puerta nos pidieron guardar los bastones en guardaropía. 5 soles por prenda! 

Subiendo por los escalones, estas son las vistas en la mañana entre la vegetación

A Susan le permitieron usar un bastón y guardamos los otros dos en la mochila, a regañadientes nos dejaron pasar sin dejarlos guardados. Apenas cruzamos las puertas, los primeros rayos de sol comenzaron a filtrarse entre las nubes. Aun así no fue sino hasta pasado las 10.00 am que despejó de verdad. 


Entrando en Machu Picchu

Caminamos hacia la Puerta del Sol, fuimos al Puente Inca y desde las 7.00 am aproximadamente hasta las 11.00 de la mañana recorrimos cada rincón y recoveco de este místico y misterioso lugar. Escuchamos los relatos de los otros guías para entender un poco más, aunque a veces se podía ver notoriamente una exageración o que no sabían y rellenaban con relatos que habíamos escuchado en otras ruinas. 

Posan para cada foto, son unas maestras!

Caminando hacia la Puerta del Sol

Recorriendo las ruinas

Qué tremenda senación estar finalmente aquí, Machu Picchu marca nuestro objetivo principal en esta tercera etapa de viaje. Ver y contemplar la inmensidad de estas ruinas, tratar d entender cómo y por qué fue construido este lugar, emplazado entre las montañas. 
Hay una magia especial en estas ruinas, distintas a las otras, quizás por lo alejadas y difícil que es llegar, incluso en moto. 


La foto más clásica, lo logramos!!

Para mi es muy especial estar aquí con Susan, donde mis viajes comenzaron hace 9 años, ahora compartimos este sueño y esta locura de recorrer América Latina en moto, no importa si nos gastamos todo nuestro dinero (cosa que ya está ocurriendo), pues el dinero se recupera, pero el tiempo no. 

Caminando hacia el Puente del Inca

Impresionante este puente en pleno murallón de roca

Y nosotros hemos decidido invertir nuestro tiempo y nuestro dinero en adquirir grandes momentos, grandes experiencias de vida, juntos. 

11.30 de la mañana fue una buena hora para terminar nuestro recorrido por este mágico lugar. Ya a las 12.00 la cantidad de gente ea insoportable, venían los del segundo turno, los guardias del lugar se pusieron mucho más quisquillosos, y como no, si con semejante aglomeración de gente cualquiera se estresa. 

Qué tremendos torreones entre las ruinas

Es preferible llegar bien temprano porque la experiencia de cada uno de nosotros en estos lugares se ve también condicionada por la cantidad de gente que transita. Hay lugares espectaculares que no se pueden disfrutar por la cantidad de personas agolpadas en un mismo sitio. 

Cuando abandonamos Machu Picchu, ya casi no se podía caminar, como chanchitos haciendo fila para el matadero, el calor abrazador del sol en lo alto comenzaba a causar estragos. Qué distinto y agradable fue caminar casi sin gente y con las nubes sobre nosotros cuando recién llegamos.

Dicen que esta roca es una representación de Sudamérica, pero ellos no la conocían completa, sólo una coincidencia?

En el templo del Cóndor

El regreso lo hicimos caminando, por el mismo lugar que subimos, entre la selva, eso se agradece ya que nos podemos ocultar del sol. 

Luego de pasar el puente que nos acerca a Aguas Calientes, vimos un Camping Municipal gratuito, no sabíamos que estaba eso ahí. Es grande y se ve cómodo, quizás en temporada alta se repleta. 

Camping Municipal en Aguas Calientes

Así entonces nos fuimos a descansar para volver al siguiente día a la Hidroelectrica, recuperar a la bella Falcon Rockera y volver a Cusco. 

Qué nos queda por recorrer? La Montaña Arcoiris, hemos visto fotos maravillosas y luego seguimos hacia Abancay y las Líneas de Nazca!! 

Gracias nuevamente por seguirnos. Y muchas gracias a todos aquellos que nos han donado mediante Paypal en nuestra reciente campaña de Crowdfounding y a los que me han depositado directamente en la cuenta corriente. Sus aportes son muy importantes para nosotros, para continuar con este sueño de Motografiar América Latina.

También agradecemos a quienes nos han apoyado desde un inicio.
Mx Metzeler Chile, Honda Adventure, Año 1, Bujías Brisk Chile, Trail on Fire, Loretta Motos Chile, Indo Trail, MotoCenter, ProCircuit, Relieve, Moto-K