20 feb. 2016

Chillan, nuestra primera parada

Dejamos Santiago hace unos días, que tremenda odisea poder salir de la capital con todos nuestros trámites hechos, no podíamos dejar nada pendiente para la vuelta. Pero lo logramos, luego de cargar una y otra vez las motos y probar la carga, cuando ya estábamos más o menos satisfechos decidimos no demorarnos más y partir al sur, aunque no estábamos 100% convencidos con la carga, se veía muy bultosa y claramente pesada. 

En Chillan tengo varios familiares y cada vez que he pasado mi tía "Rosi" me ha recibido muy bien. Esta vez no fue distinto, Camilo nos salió a recibir y nos condujo hasta la casa, como ya les he contado él también tiene moto.  


Camilo y su novia

Nos estaban esperando con un exquisito asado. Esa noche nos fuimos a acostar tarde, por lo que como de costumbre, al otro día no nos levantamos temprano. Camilo y Evert no trabajaban al día siguiente así que salimos a pasear en moto. Evert también tiene moto.
Susan no conocía Chillan, así que nos fuimos al centro, a la clásica y hermosa Catedral de Chillan y luego nos fuimos al Santuario de Schoensttat. No es que seamos devotos católicos, pero Evert dijo que era un buen lugar para pasear y Camilo tampoco lo conocía. 
Sin duda es un Santuario. Mucha tranquilidad y extensas áreas verdes. Agradable para capear el calor entre los árboles. Luego fuimos a ver a mi tío Ivan que vive en un parcela en Chillan. 

Y bueno, como no íbamos a terminar el día con otro asado, así que volvimos donde mi tía a parrillar. 


Paseando en el Santuario






 En la catedral de Chillan




 Motos cargadas y listos para continuar

La foto de despedida, gracias por todo!!

La imposibilidad de levantarnos temprano una vez más nos ganó así que salimos después de almuerzo de Chillan rumbo a Pucón. Nos fuimos por la Ruta 5 hasta tomar la salida de Villarrica. Llamamos a Cristian Maragaño de Mopocamp Pucón pero estaba en Bariloche. Llegaba mañana y nos contactamos por Facebook. Nos invitó a quedarnos en su casa ya que Motocamp aún está en construcción. 

Por lo que esa noche alojamos en un camping entre Villarrica y Pucón. Don Santos, $5.000 por persona y no había que hacer el check out a las 10.00 u 11.00, sino que a la misma hora que habíamos llegado, buenísimo! 
Un sitio agradable donde poner la carpa, luz y agua, duchas calientes. No necesitábamos nada más.

En la ruta hacia Villarrica nos encontramos con estas dos grandes viajeras!!
Les deseamos éxito en su ruta 

Acampando en Don Santos

Al día siguiente nos reuniríamos con Javier y Álvaro, dos grandes motoviajeros, y posteriormente se nos uniría Cristián y Tamara que venían llegando de Bariloche.

Así que luego de comer nos fuimos a dormir. Ya se venían las aventuras en Pucón.