23 sept. 2015

Viajes que inspiran

Cuando comencé a viajar (mochileando) lo hacía una vez al año, como todo mortal, aunque luego tuve un mes y no 3 semanas como la mayoría, a  veces me tomaba licencias médicas para viajar.
Hace un tiempo comencé a hacer dos viajes largos al año… aun así me faltaba tiempo. Bueno, ahora me tomaré todo el tiempo necesario para viajar junto a Susan, esta bella y loca aventurera con la cual seguimos mirando mapas.

Hay muchos viajeros por el mundo. Nunca había leído tantos relatos de viajeros como lo he hecho estas últimas semanas. Sí hay muchos que pueden inspirar o ser ejemplos a seguir; Sir Ernest Schackleton junto al Endurance y sus expediciones a la Antártica, o montañistas de elite como Reinhold Messner.
Como no mencionar a Alexander Supertramp (Into the wild) y su sueño con Alaska, o Jeff Johnson (180° South) y su viaje desde California a la Patagonia para subir el Corcovado.
También los hay míticos en motocicleta, como Ted Simon (actualmente leo Los Viajes de Júpiter), o los actores Ewan Mc Gregor y Charly Boorman (Long way round y Long way down). Y también el español Miquel Silvestre de Diarios de un Nómada.  

En Chile podemos citar a los célebres Motoviajeros y su fabuloso programa de tv, pioneros en nuestro país.

Sin embargo la decisión tan repentina de viajar por América Latina, en mi caso, no es de la inspiración de todos estos próceres aventureros. Sí han alimentado mi espíritu viajero y me hacían soñar o pensar diciendo: “Yo quiero hacer eso!!!” Pero acompañado de un… “algún día”.

Recientemente me topé con relatos de personas que consideré más cercanas a mi, y pensé… “Sí, lo puedo hacer, se puede hacer, con poca plata y sin auspicios… y lo quiero hacer ahora!!

Leyendo a los argentinos Nico y Pau por Latinoamérica. Quienes hace poco sufrieron un accidente en Ecuador y después de una dura y extensa recuperación, leí que ya están bien y van regresando a Argentina, a descansar. Toda la buena vibra y energía para ellos!!!

Así llegué al blog de Eban x Latinoamérica, que viaja en una Falcon y ya está en México. El viaje de Eban y el de Nico y Pau se asemejan mucho a lo que yo tenía en mente cuando empecé a trazar el viaje de sólo unos meses, además que ellos viajan en una Honda Falcon, pero me costaba atreverme a llevarlo a cabo. Leyéndo y revisando estos y otros blog me di cuenta que eran los mismo temores que sentí cuando quise dejar la informática y dedicarme al Turismo Aventura, dedicarme a la montaña. El miedo de salir de mi círculo de confort, el temor a dejar la comodidad del aquí y ahora, cambiarlo por la incertidumbre del mañana. 

Pero cuando dejé la informática, deje lo seguro por lo inseguro, no sólo en remuneración, sino también de arriesgarme más en un entorno agreste.  

Y me ha resultado muy bien, entonces ¿por qué ahora me iba a ir mal? Y gracias a que Susan sueña constantemente junto a mí y nos apoyamos, fue que dejé ese temor a un lado y nos decidimos a construir los sueños… o ¿perseguirlos en moto? Sin duda se llega más rápido en moto.

Pablo, otro argentino viajero en moto, ya publicó su libro, Cruzando Fronteras… He intercambiado algunos correos con él y posiblemente nos juntemos en Santa Fé muy pronto.  

También hay chilenos, no se pierdan los relatos de Ida y vuelta en moto!!!  Un recorrido desde Tierra del Fuego hasta Alaska. La ruta ya va en Centro América.

Y bueno, mi mejor amigo Nacho, que partió hace un par de días a Europa, estará allá 6 meses. Yo lo iba a seguir en unos meses más, pero las ganas de recorrer América en moto me ganaron. Europa tendrá que esperar…

Inevitablemente debo mencionar a la Familia Zapp, que ya han tenido 4 hijos mientras siguen viajando por el mundo!!!  Aluciné con su forma de ver la vida… desde el camino. Ya van 14 años de ruta y la tienen muy clara. Ellos han perseguido y atrapado su sueño y viven plenamente y felices, en un auto muy particular. ¿Por qué nosotros no?

Sí, hay grandes viajeros y personas allá afuera que nos pueden inspirar, pero a veces la más fuerte y grande inspiración está aún más cerca. En nosotros. Hacemos o no hacemos las cosas sólo porque no nos atrevemos a dejar la comodidad del aquí y ahora. 

No tengamos miedo a hacer eso que realmente queremos hacer, el momento es ahora, el mañana podría nunca llegar. Gracias a Dios y la madre Tierra, Susan está en la misma sintonía que yo, en la misma onda del espiral, al menos en este momento. Como dije hace poco "tenemos la misma Honda".

Y espero que sigamos alimentando mutuamente nuestros sueños y seguir…  conquistando cualquier sueño que se presente. Hoy es viajar, así que a seguir en movimiento, pues el viaje continua…

Con Nacho viajamos varios años juntos y antes de irse a Europa compartió esta cita conmigo: 

"Me doy cuenta de que si fuera estable, prudente y estático, viviría en la muerte. Por consiguiente, acepto la confusión, la incertidumbre, el miedo y los altibajos emocionales, porque ése es el precio que estoy dispuesto a pagar por una vida fluida, perpleja y excitante
Carl Rogers.

Recuerden que la próxima semana partimos a Punta del Este. Primera etapa del viaje!!!!


La Rutera, entre Pucón y Villarrica